COMPARTIENDO NUESTRO CONCEPTO DE EDUCACIÓN

Para nosotros dentro del nodo Educación Socioambiental y Pedagogías Propias, educar significa compartir con alguien, o con un grupo de personas, por medio de variados medios y estrategias, las formas como observamos y conocemos el mundo y sus fenómenos (sean estos naturales y/o espirituales). De esta forma, nuestros conocimientos no son construcciones aisladas, de un único tipo, sino que también se encuentran asociados a actividades culturales, en las cuales transitamos; siendo de esta manera, construcciones sociales y al mismo tiempo individuales, de la comprensión de la relación con el otro e con los objetos de nuestras reflexiones y significaciones de las existencias.

Entre los diversos modos de conocer y explicar el mundo, tenemos el de la ciencia occidental moderna y el de otros sistemas de conocimiento, como aquellos de las comunidades tradicionales. De la ciencia occidental moderna, los conocimientos y prácticas son compartidos por las comunidades científicas a lo largo de los años, encontrando su inicio en la Europa del siglo XVII y que se expandió por el resto del mundo durante los periodos de colonización, trayendo muchos beneficios para la humanidad, como en los campos de la salud, transporte y comunicaciones, pero a su vez, usurpación, sufrimiento y pérdidas, específicamente para los pueblos de la Abya-Yala. Inicialmente con el genocidio indígena y con los pueblos afrodescendientes que específicamente en América Latina fueron esclavizados, bajo la idea de que quedaran presos en la historia, eran “salvajes e incultos” y por ello, era necesario “civilizarlos” dentro del molde europeo, sin respeto alguno por sus tradiciones culturales, que les garantizaban y aún hoy lo hacen su existencia y protección del patrimonio de nuestra América Latina.

Hoy, muchas escuelas que fueron instaladas desde los periodos de las colonizaciones tienen acciones cientificistas, producto de una ideología de superioridad de la ciencia occidental, desconociendo y/o anulando todos los demás sistemas de conocimiento dentro de los procesos educativos. Sin embargo, también es un hecho, algunas comunidades tradicionales resistieron a los ataques de los colonizadores y aún hoy resisten a la pedagogía cientificista, aun cuando frecuentan los espacios escolares mienten sobre sus tradiciones culturales, sus modos de vivir y de relacionarse con la naturaleza y su entorno, transmitiendo a sus descendientes a lo largo de varias generaciones, conocimientos y prácticas. 

Por otro lado, otras comunidades, consideradas locales debido a que no mantuvieron sus modos de vida exclusivamente dentro de las tradiciones culturales de sus ancestros, vienen recibiendo cada vez mayor influencia de los procesos de globalización, que exaltan los intereses económicos de grandes industrias con la explotación de biomas; frecuentemente marginalizando, expulsando y en algunos casos obligando a las personas a dejar sus tierras en busca de empleos asalariados en las grandes ciudades, llevando al agotamiento de los residuos naturales, desequilibrio ambiental, pobreza, miseria y conflictos sociales, entre otros.

Objetivos

Lógicamente para revertir esta situación, son necesarias movilizaciones de personas que conformen grupos que creen y defiendan la existencia de diferentes perspectivas educativas, que posean pedagogías específicas a los diversos grupos socioculturales, que puedan contribuir fuertemente para nuevos abordajes y prácticas pedagógicas en nuestros países latinoamericanos, cuyos deseos imperativos son o deberían ser: colaborar en el desarrollo y ampliación de los pensamientos y, consecuentemente, acciones en pro de la diversidad biológica (biodiversidad) y de los conocimientos tradicionales.

De esta forma, el nodo Educación Socioambiental y Pedagogías Propias, tiene el objetivo más amplio de incentivar y promover la diseminación de los saberes y prácticas de las comunidades tradicionales, que son construidos en sus procesos educativos, provenientes de sus relaciones socioambientales. De manera complementar, promover la solidaridad, la creatividad y afectividad, el reconocimiento y valoración de sus identidades teniendo por base sus propias visione y valores.

Por lo tanto, reconociendo la existencia de diferentes formas de conocer y transitar entre conocimientos entre las sociedades y sus culturas, el objetivo de este nodo es también la divulgación de trabajos que presenten la interculturalidad de saberes y prácticas a través de diálogos en pro de la ampliación de las visiones de naturaleza de los pueblos, reconociendo, respetando y valorando as diferencias culturales en sus contextos; en contravía de los que fue promovido en el pasado histórico a través de las colonizaciones y que todavía sucede en muchas sociedades, cuando las representaciones son silenciadas o se hacen intentos de anulación de los saberes y prácticas tradicionales. De esta forma, entendemos que es necesario unir esfuerzos en movimientos para diseminar las experiencias e historias de vida de los actores de los saberes tradicionales y ancestrales de forma dialéctica, en conjunto con el conocimiento científico, pues según Freire (1996), la emancipación de los seres humanos pasa por su desarrollo crítico y esto requiere el compartir de experiencias.

Para Gadotti (2000), ese compartir no podrá ser reproductor de conocimiento, pero si problematizador, para que el conocimiento pueda coexistir en sus diferencias en el plano educativo y en una perspectiva dialógica, a pesar de los conflictos que puedan suceder. El papel del educador será siempre el de un mediador cultural, negociando significados, contextos de aplicabilidad, de mejores respuestas a los problemas levantados.

Significa la unión en la dirección de la organización de un grupo compuesto por miembros de comunidades tradicionales en un trabajo colaborativo y participativo con la comunidad académica, que considera los saberes y prácticas no como superiores, incuestionables y universales, sino como posibilidad de un diálogo horizontal. Un grupo capaz de realizar análisis críticos sobre determinadas situaciones, saberes y prácticas, sus consecuencias, así como para realizar elecciones y tomar decisiones que permitan los cambios necesarios, y de forma autónoma en favor de la protección del patrimonio biocultural, considerando que toda cultura es dinámica. 

En síntesis, esperamos promover la educación intercultural, que pueda contribuir para la ampliación de saberes y prácticas colectivas, a partir de la inserción de las experiencias culturales y dentro de una perspectiva inter y transdisciplinar, que se da por medio del esfuerzo colaborativo y diálogo intercultural. Asumimos el compromiso de trabajar juntos, por acciones que contribuyan para la educación de los pueblos tradicionales, que den cuenta de sus difíciles realidades en los espacios formales, no formales e informales, impulsado por los abordajes eurocéntricos y científicos que son movilizados por los ideales de globalización y neoliberalismo. Defendemos y respetamos una visión plural de educación, tanto para la educación occidentalizada como para los pueblos étnicos, libertad de elección, de representación del pensamiento, respetuosa de los saberes y acciones directamente vinculados al patrimonio biocultural de la América Latina, por medio del uso de diferentes lenguajes.

Bibliografía Básica

AIKENHEAD, G.; LIMA, K. E. C. 2009. Science, Culture and Citizenship: Cross-Cultural Science Education. In: Revista Brasileira de Pesquisa em Educação em Ciências, v. 9, n. 3, p.1-15.

Baptista, G.C.S. Baptista. 2018. Tables of contextual cognition: A proposal for intercultural research in science education Cultural Studies of Science Education, v.13, n.1, p. 845-863. DOI: <10.1007/s11422-017-9807-3>

CARR, W. KEMMIS, S. 1988. Teoría Crítica de la Enseñanza – La investigación-acción en la formación del profesorado. Martínez Roca

Cobern, W. W., Loving, C. C. (2001). Defining «science» in a multicultural world. Science Education, 85(1), 50-61. https://doi.org/10.1002/1098-237X(200101)85:1<50::AID-SCE5>3.0.CO;2-G

DIEGUES, A. C.; ARRUDA, R. S. V. (Orgs). Saberes tradicionais e biodiversidade no Brasil. Brasília: Ministério do Meio Ambiente. São Paulo: USP, 2001.  

FREIRE, P. Pedagogia da autonomia: saberes necessários à prática educativa, 25 ed., São Paulo. Paz e Terra, 1996.  

FREIRE, P. Alfabetização: leitura do mundo, leitura da palavra. Rio de Janeiro: Paz e Terra, 3ª. Ed, 2002.

GADOTTI, M. Pedagogia da Terra. 3ª. ed. São Paulo: Fundação Peirópolis, 2000.

MOLINA-ANDRADE, A.; MOSQUERA-SUÁREZ, C. J.; UTGES-VOLPE, G. R.; MOJICA-RÍOS, L.; CIFUENTES-ARCILA, M. C.; REYES-RONCANCIO, J. D.; MARTÍNEZ-RIVERA, C. A.; Pedreros-Martínez, R. I. 2014. Concepciones de los profesores sobre el fenómeno de la diversidad cultural y sus implicaciones en la enseñanza de las ciencias. Número 6, Séries Grupos. Universidad Distrital Francisco José de Caldas, Bogotá, Colômbia.

TRILLA I BERNET, J. (1989). La relación teoría-práctica en la pedagogía de Paulo Freire». Temps d’Educació, [en línea], 1, p. 243-254 https://www.raco.cat/index.php/TempsEducacio/article/view/139283

Robles-Piñeros, J. Ludwig, D., Baptista, G. C. S. & Molina-Andrade, A. (2020). Intercultural Science Education as Trading Zone Between Traditional and Academic Knowledge. Studies in History and Philosophy of Biological and Biomedical Sciences. v. 84, 101337, https://doi.org/10.1016/j.shpsc.2020.101337

Deja una respuesta